El bien contra el mal. Pecados frente a virtudes. La celebración del Corpus en la pequeña y coqueta localidad de Camuñas se vive de una manera distinta y excepcional. Cargada de una singular personalidad, está protagonizada por rituales ancestrales que permanecen vivos gracias, entre otras cosas, a la intensidad y entrega de los miembros de la Cofradía del Santísimo Sacramento “Pecados y Danzantes”, con la que se identifica todo el pueblo. La celebración del Corpus en esta localidad sigue una antiquísima tradición basada en la representación de un auto en el que se escenifica la lucha del bien y del mal con el triunfo de la Gracia ante la Eucaristía.

El viajero podrá disfrutar de esta peculiar celebración el jueves 15 y el domingo 18 de junio (en 2017). Todo discurre en la Iglesia Parroquial, en las plazas y en las calles de este pueblo manchego donde se levanta un caserío de fachadas encaladas y sobrios portones. Los Pecados y Danzantes (virtudes) realizan sus carreras, danzas y bailes en la plaza de la Iglesia y por las calles de la localidad, ante la atenta mirada de miles de visitantes.

Los Danzantes tienen a su cargo la encarnación del bien, representando las almas purificadas que están preparadas para subir al cielo. La Madama, el Judío Mayor, al Alcalde, el Capitán, el de la Porra o el del Tambor son algunos de los nombres de un grupo que accede a la iglesia durante la celebración de la eucaristía y que llevan careta roja y negra con una aguileña nariz, chaqueta negra larga, pañuelo blanco bordado y atado a la cadera izquierda, pantalón blanco con cintas de colores en la zona baja y zapatillas blancas.

Por su parte, los Pecados representan el mal y todos los pecados que corrompen al ser humano. Cubren su cara con una careta de nariz recta y corta, coronada por dos pequeños cuernos. Llevan chaquetilla de corte torero, pantalón negro estrecho hasta las rodillas, medias y zapatillas negras, y portan una vara de madera rematada por lazos y cintas de colores. Destacan por sus aullidos y el sonido producido por el arrastre de sus varas. Sus acciones, siempre en el exterior del templo, se ven acompañas de salvas de escopeta.

La parte principal de la representación comienza en la puerta de la Iglesia Parroquial. Durante la celebración de la misa, los pecados, dispuestos en semicírculo, rodean el acceso al templo configurando una formación de asedio. En los momentos más importantes del acto religioso, avisados por disparos de salvas, aúllan y arrastran sus varas por el suelo en actitud agresiva, manifestando así su aversión por cuanto acontece en el recinto sacro.

Después de la celebración de la misa comienza la procesión por las engalanadas calles de Camuñas. Los Danzantes acompañan al sacerdote, mientras que los Pecados realizan una serie de carreras y saltos a los que llaman “echar el brinco”; entre gritos y aullidos corren hacia la custodia y saltan ante el Santísimo para caer de rodillas humillados. A continuación, los Danzantes, al son de la música, ejecutan la danza del cordón y flamean al unísono sus albos pañuelos, celebrando el estado de perfección que les inunda.

No están del todo claro los orígenes de este rito primitivo. Probablemente fue entre los siglos XVI y XVII cuando estas danzas adoptaron la argumentación de Auto Sacramental al uso de la época y comenzaron a ofrecer al Señor un magnífico tributo de ritmo, danza y color, adornando esta pequeña parte de la tierra con su singular manifestación de fervor religioso. Hoy se representa bajo el título de El triunfo de la Gracia sobre el Pecado y se desarrolla en una atmósfera singular.

El viajero debe acercarse con tiempo para poder disfrutar de este fastuoso rito. La plaza de la Iglesia es una buena opción, como también lo son la zona oeste de la ciudad o las calles Veracruz, Grande y Alcázar.

Si decide aprovechar la jornada para conocer este encalado pueblo manchego, debe acercarse al molino de viento La Unión, que ofrece la posibilidad de conocer el mecanismo y funcionamiento de estos “gigantes” de La Mancha.

¡Buen viaje y buena suerte!

* Descárgate el programa completo del Corpus 2017 aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *